Plantas De Exterior Resistentes Al Frio Y Al Calor

Para su cultivo, necesitan espacios a pleno sol pero protegidos de vientos fuertes. A lo largo del verano es requisito regarlas día por medio, con suelos y macetas libres de encharcamientos. Esta no es una planta de cuidados exigentes, tolerando bastante bien las temperaturas bajas y las áreas de semisombra. Se debe tener precaución, eso sí, con las exposiciones a sol directo o intenso, que pueden dañar sus hojas. Para que florezca en primavera, es requisito dejar que la planta pase frío y deje de ser regada a fines de otoño, durante unas ocho semanas. Si bien puede cultivarse en el suelo del jardín como planta tapizante es más habitual hallarla de manera directa en maceta, por lo que si buscas plantas para macetas en exterior y resistentes esta puede ser una hermosa opción.

No obstante es recomendable colocarla en un lugar donde reciba buena dosis de sol. Se recomienda regarla una vez por semana a lo largo del verano y espaciar más los peligros en el invierno. Mantener el lote en el que crece drenado asimismo ayudará a que prospere. Pueden tolerar bien el frío pero no las heladas, el granizo o la escarcha.

Eugenia: Cuidados Y Peculiaridades

Una vez ya no es “joven” es capaz de aguantar el frío profundo con temperaturas de hasta -12ºC. Es un arbusto de rápido desarrollo y simple cultivo originario del este y el sur de Asia que puede lograr los tres metros de altura y que destaca por sus hojas perennes teñidas de un llamativo color colorado. La rusticidad se refiera a múltiples valores como que soporten bien el frío, el calor, la sequía o el viento.

Pero, ¿pueden cualquier clase de plantas amoldarse a todas y cada una de las estaciones? La verdad es que no, es por ello que para tener el más bello de los jardines debemos procurar hacernos con plantas de exterior resistentes al frío y al calor. Otra de las mejores plantas de exterior resistentes al frío y al calor es el ciruelo, un árbol frutal cuya drupa es muy conocida por su satisfactorio sabor. El árbol medra entre 5 y diez metros en tiempos tropicales y templados, siendo el desenlace del verano el momento en el que sus frutos alcanzan su madurez.

Puedes tener algunas plantas de temporada que sean mucho más ornamentales pero, para ser prácticos, mejor si la base o el mayor volumen de plantas de la zona de exterior de tu casa resisten bien las distintas temperaturas. La lavanda es perfecta como planta de exterior tanto para pequeñas macetas como para enormes jardineras o zonas de jardín donde proyectes arbustos. Dado su carácter perenne vas a tener hojas siempre, aunque la flor, como es de aguardar, solo te va a acompañar de la primavera al verano.

Plantas De Exterior Resistentes Al Frío Y Al Calor (¡y Con Flores!)

La dichondra es una planta de exterior perenne que forma parte a la familia de las convolvulaceae. Durante los últimos años esta planta se convirtió en una de las preferidas entre los fanáticos de la jardinería. Esto se debe a que estamos hablando de una alternativa ideal y de muy bajo mantenimiento al césped para tapizar tu jardín de manera natural. La lavanda puede plantarse en tiempos secos o tibios a lo largo de todo el año, en sitios con buena iluminación y protegidos de heladas en negativo.

plantas de exterior resistentes al frio y al calor

Hablamos de una herbácea que destaca por tanto por sus grandes hojas, alargadas, planas y de un bonito verde oscuro, como por su llamativa floración de forma anual. La buganvilla o bugambilia es una explosión de color muy usada para adornar celosías y pérgolas. Se trata de una trepadora que a pesar de su abundante floración no requiere de cuidados complejos.

De este modo, esta especie produce pequeñas flores blancas fragantes de julio a septiembre, consecutivas de unos frutos de cuerpo plumoso muy ornamentales. A pleno sol, junto a un vallado, un muro o una pérgola donde encaramarse, esta planta dará un verdadero espectáculo floral”, recomienda la especialista. Si bien la lavanda puede progresar durante todo el año y hacerle en oposición al frío del invierno, lo destacado es ubicarlas en un espacio del jardín donde logren disfrutar de una aceptable exposición al sol. Esta planta puede llegar a lograr el metro de altura y junto a sus preciosos colores adornará a tu jardín y te hará sentir en el paraíso con su fresco y satisfactorio aroma.

Para sostenerla siempre saludable, te recomendamos abonarla por lo menos una vez por mes. En la mayoría de los casos, este género de plantas son concebidas como plantas de interior, debido a sus características y aspecto. No obstante, las zamioculcas pueden llegar transformarse asimismo en unas excelentes plantas de exterior, llegando a alcanzar estaturas de hasta 1 metro. En contraste a otros tipos de plantas, las dichondras tienen la capacidad para prosperar a lo largo de todo el año. Durante el verano, la primera e incluso una parte del otoño podrás ver en ellas un bello aspecto verde.

En todo jardín debe haber un óptimo rosal, ya que son plantas de exterior resistentes al frío y al calor que embellecen y perfuman huertas, parques y residencias durante todo el año. Este arbusto acostumbra trepar por otras plantas vecinas, fundamento por el que los rosales tienen la posibilidad de alcanzar una altura de hasta mucho más de 20 metros si no se poda habitualmente. El arce rojo o arce japonés pertence a los árboles resistentes al frío y al calor mucho más representativos del otoño en el Este de Asia.

Se usa mucho para aislar la vista en jardines y exteriores, no es exigente con el suelo y resiste tanto la salinidad de las zonas de costa como el frío profundo, siendo adecuado para cualquier jardín de buen tamaño. La buganvilla o bugambilia es muy usada para cubrir celosías y pérgolas, esta planta trepadora apreciada sobre todo por su abundante floración tampoco necesita de cuidados específicos. Vas a poder sostenerla sin apenas esfuerzo y gozar de ella durante los meses de calor. Soporta bien la sequía, pero no así con los encharcamientos, así que precaución con regular bien sus riegos. Además, soportará bien los meses de frío, si bien sin flores, pero no va a llevar bien las heladas. Está claro que la fotinia (Photinia x fraseri “Red Robin”) se encuentra dentro de los arbustos mucho más resistentes que puedes escoger para adornar tu jardín, ya que se adapta a una extensa selección de suelos y climas.

A pesar de que el espino de fuego es un arbusto espinoso también se encuentra dentro de las especies de plantas para exterior mucho más conocidas por su resistencia. Este arbusto muestra una hermosa inflorescencia blanca que continúa en él durante la primavera y el verano y hace unos pequeños frutos rojos y redondos que nacen en conjuntos abundantes. Es común verlo usado tanto como arbusto para decorar la pared como en setos aislados lejos de la pared, pero hay que tener en consideración que prefiere la semisombra. El ciprés de Leyland o ciprés leylandi es un híbrido entre el ciprés Cupressus macrocarpa y el Chamaecyparis nootkatensis. El resultado es una planta de gran crecimiento, capaz de ganar medio metro de altura por año, que se distingue de los setos comunes de ciprés por ser considerablemente más resistente que este.

Si atendemos a que plantas que soporten bien en exterior aun en invierno, la salvia es una buena opción por el hecho de que incluso resiste heladas ocasionales, no obstante, no le agrada el calor profundo. Este top ten de plantas que resisten realmente bien el frío y el calor tiene proposiciones muy variadas a fin de que encuentres justo lo que necesites tanto si tienes un gran jardín como un pequeño balcón. Sin embargo, si tienes inquietudes o buscas otro género de plantas, lo más acertado es dirigirte a un vivero o tienda especializada y dejarte guiar o preguntar tus inquietudes sobre rangos de temperatura o mejores plantas para cada situación.

A fin de que las rosas de tu jardín sean todo un éxito, el secreto está en podarlas tras su temporada de floración. Esto te va a ayudar a darle a tus flores un aspecto y aroma delicioso a lo largo de todo el año. Además, una exposición al sol adecuada es asimismo una de las claves que tienes que tener en cuenta para cultivar tus rosas de forma exitosa. Para sostener a tus zamioculcas saludables, lo mejor va a ser plantarlas o transplantarlas entre los meses de marzo o abril. A lo largo del verano las zamioculcas tienen que recibir riegos desprendidos cada tres días. En este momento, bien durante el invierno lo destacado es regarlas una vez por semana de ser preciso.