Planta Con Tallos En Forma De Caña

De esta clase se consigue un increíble follaje para arreglos florales. Con mayor o menor altura, todos los restios van a aportar estructura al esquema de plantación. Buenos compañeros de gramíneas decorativas y otras herbáceas perennes, hay un óptimo número de especies que se comercializan para su cultivo en el jardín o en macetas para patios o terrazas.

Las Gramíneas constituyen una familia de plantas, normalmente herbáceas, angiospermas monocotiledóneas que tienen tallos cilíndricos, generalmente huecos (tipo caña), interrumpidos de trecho en trecho por nudos llenos. Hojas alternas que nacen de estos nudos, de nerviación paralela y que en forma de vaina abrazan el tallo. Flores muy sencillas, dispuestas en espigas, racimos o en panojas (panículas), compuesta por unidades básicas llamadas espiguillas. Los tallos de rastreras se desarrollan extendiéndose por el suelo, fijándose por medio de pequeñas raíces.

Plantas Tolerantes A La Sequía

En Palma del Río, Córdoba, se emplea la caña en las floristerías para realizar los ramos de novia. Acoplaban a las botellas para beber el vino “a caño” con mayor sencillez. El radical de dentro del recipiente se corta a escuadra y el de salida del vino en oblicuo. En Carcabuey (Córdoba), como método hecho en casa para que los ratones no se comiesen el queso, se ponía este en un soporte de madera sujetado con una cuerda que llevaba dentro suyo una caña resbaladiza.

En la Huerta de Murcia, las “cepas de caña” o rizomas se han empleado para curar el resfriado. Se trata de una gramínea perenne de hojas abundantes, planas, anchas y puntiagudas de aspecto arbustivo, que crece en zonas húmedas o cenagosas, con tallos que pueden superar los 2,5 m. Crece en parajes húmedos y zonas de aguas remansadas (aunque no es extraño verlas en barranqueras y aparentes secanales) formando espesos bosquetes que se expanden con rapidez gracia a la emisión de rizomas.

Tipos De Tallos Subterráneos – Ejemplos

En Campoo y en Castilla-La Mácula se inmovilizaban los huesos rotos de las ovejas, cabras o terneros con tablas de caña. En Cortijo de Juan Quiles, Albacete, para “entabletar” las patas rotas, se abría una caña de nudo a nudo, y se rodeaba la pata del animal atándola con esparto verde hasta que se curaba. En otras zonas de Albacete asimismo se metían hojas picadas en medio del entablillado o se rellenaba con jaras pringosas o sus cogollos (Cistus ladanifer L.) y se envolvía en pellejos. El cocimiento de su rizoma se aplica temperado sobre la muela dolorida por caries. En Mula, Murcia, se pone azúcar en el tallo hueco de la caña recién cortada y el jugo que se quita más tarde se emplea para curar las llagas de la boca. Hojas largas y anchas (2-3 cm.), de color verde profundo y el nervio central engrosado de color blanco.

Siendo en su mayor parte de tiempos mediterráneos, se amoldan bien a la sequía del verano, no obstante, durante los períodos secos extendidos las plantas serán más verdes y exuberantes con un riego ocasional. Ese área protegida, limitada a una angosta zona ribereña y montañosa de tiempo mediterráneo, presenta menos del 5% de la área de África, pero contiene cerca del 20% de todas las especies de plantas nativas del conjunto de naciones. La vegetación natural característica es el finbos o fynbos, donde el tiempo es parcialmente lluvioso a lo largo del invierno austral, pero bastante seco y caluroso en los meses que van desde la primavera hasta el otoño. Allí, los restios son un telón de fondo común para vistosas proteas y plantas ericáceas.

Jardín Seco

También se colocaba una caña en el radical de un embudo para utilizar un perfume de saúco contra el dolor de oídos, con la intención de evitar que se quemase la oreja al aplicarlo. Es una especie termófila muy característica de las estepas meridionales y centrales de la Península Ibérica, desarrollados sobre suelos calcáreos. Antes de la aparición de los sembrados bajo plástico era sembrado por collados y secarrales, con lo que se extendió mucho más de su natural ocurrencia. La caña india se cultiva en el exterior, en zonas donde la temperatura no baje de -3ºC.

Parece que se remontan al período Cratáceo, hace unos 60 millones de años. Esto quiere decir que aparecieron mucho antes que los pastos y las juncias. Ciertos tallos, como los de los rosales, desarrollan espinas como medida defensiva contra los predadores. Los árboles y arbustos de importante tamaño desarrollan tronco, un tallo muy ramificado y resistente. En el alta múltiple se tienen la posibilidad de escoger múltiples municipios, y para cada uno de ellos se agregará la información. Link para filtrar la información que se expone en el mapa para esta ficha.

Caña

Todo lo que precisan es una limpieza ocasional para remover los tallos fallecidos o dañados, cortándolos lo mucho más cerca posible del suelo. La mayoría de los restios son resistentes hasta aproximadamente 7 u 8 ºC bajo cero. En verdad, las plantas bien establecidas tienen la capacidad de regresar a medrar tras haber sufrido daños por heladas fuertes. No sucede lo mismo en el momento en que se cultivan en maceta, ya que las heladas suelen secarlas, por lo que es conveniente moverlas a una posición libre de heladas mientras dura la ola de frío. Todos y cada uno de los restios son dioicos, es decir, los machos y las hembras se encuentran en plantas separadas. En general, el potencial invasor de los restios sudafricanos es poco probable pues las plantas dioicas requieren los dos sexos para la formación de semillas y las plantas individuales no establecen ciudades.

Caso de que lleguen a helarse, hay que recortar la planta entera, que no tardara en el momento en que lleve a cabo buen tiempo a brotar de nuevo. Al marcar la casilla, acepto que los datos que he entregado se recojan y almacenen electrónicamente con el objetivo de procesar mi solicitud. Este permiso puede ser anulado en cualquier momento enviándonos un mensaje. El almacenamiento o ingreso técnico que se usa exclusivamente con fines estadísticos anónimos. Sus erguidas columnas angostas de tallos de color gris azulado brillante distinguen a esta especie de la mayor parte de los restios. Su follaje se desvanece transcurrido el tiempo y los tallos se sostienen erguidos.

En La Manchuela y en la comarca de Requena-Utiel se emplean como lindes entre viñedos, especialmente en las zonas de lote algo deprimido. En Murcia se usan las cenizas de toda la planta para preparar una cataplasma que tranquilidad el dolor producido por la mordedura o picadura de animales venenosos. En Murcia la infusión del rizoma se ha empleado para “bajar el azúcar” (antidiabético). En Los Villares (Jaén) y en la isla canaria de El Hierro, las hojas se daban a los animales como forraje.