Limpiar Campana Extractora Por Fuera

No te atemorices, no debes quitar tornillos o desarmar la campana. Lo único que debes hacer es eliminar los filtros o rejas que tiene. En seguida observarás la grasa y mugre que ha acumulado en el tiempo. Para comenzar, desconecta el extractor de la cocina para evitar cortocircuitos y calambres mientras lo limpias.

limpiar campana extractora por fuera

Si el desmontaje fué más complicado, tienes que poner las piezas en el orden preciso. La limpieza de la campana de la cocina consiste principalmente en sostener limpios los filtros. Nuestra guía enseña cómo funcionan las campanas extractoras y por qué razón tienes que limpiarlas regularmente. También sintetiza la mejor forma de adecentar la campana extractora por ti mismo. Entrar a las piezas internas del extractor de humos es un poco complicado.

De Qué Forma Limpiar Tu Campana De Acero Inoxidable Por La Parte Interior

La limpieza periódica de la campana extractora es ineludible, no con el modelo más moderno y eficiente podremos dejar de hacerlo. A continuación, los residuos tienen la posibilidad de finalizar de eliminarse en el lavavajillas con el software intensivo. La limpieza a mano con el WD-40 Specialist Desengrasante Acción Rápida requiere siempre y en todo momento una limpieza intensamente con agua y jabón. Esta es la única manera de remover completamente cualquier resto sobrante. La especialista en limpieza Pía Nieto, de @PiaOrganiza, nos da los más destacados consejos de profesional para adecentar la campana extractora y dejarla como nueva.

Otro aspecto esencial que juega un papel notable en la limpieza de la campana extractora son las partes particulares de exactamente la misma. No sólo tienes que limpiar la campana extractora por fuera, sino más bien asimismo las partes internas. De esta manera, lograrás una limpieza completa y no a medias. Cuando limpies tu campana extractora, te sorprenderá ver la proporción de mugre que se ha juntado con el tiempo. La campana extractora sirve principalmente para reducir y remover los malos fragancias.

Limpiar La Campana De Acero Inoxidable (Por La Parte Interior Y Por Fuera)

Protege los fuegos con papel absorbente para evitar que se manchen con la grasa . Ves agregando agua y bicarbonato a medida que se vacía la cazuela (de este modo evitarás asimismo que se quemen). Enciende el extractor de cocina en el momento en que comience a hervir el agua. Cuando el agua comience a hervir, prende el extractor de la cocina. Repite el desarrollo varias ocasiones hasta que observes el interior de la campana extractora completamente limpio.

Es muy importante que sea una bayeta despacio y no una esponja o un estropajo, en tanto que corremos el peligro de rayar la superficie. Para terminar de adecentar la campana, puedes pasar una gamuza humedecida con agua o vinagre blanco y eliminar así todos y cada uno de los restos, dejando el extractor de la cocina impoluto. España encabeza el top de los países de europa que más tiempo dedican a la limpieza de sus hogares. Así lo revela el último estudio de Panasonic sobre los hábitos en el momento de efectuar las tareas del hogar.

No es una labor que a priori parezca fácil, pero en realidad son muy pocas cosas las que debemos realizar o tener en cuenta. Una vez que retires los filtros (que puedes dejarlos a remojo en el fregadero con una disolución de agua, vinagre blanco y jabón) coloca al fuego una olla mediana con 1,5 litros de agua. Añade 2 tazas de vinagre y un chorrito de lavavajillas o jabón liquido. Deja que la disolución hierva y no la retires del fuego hasta pasados 30 minutos desde su ebullición. Lo que hacemos es dejar que el vapor de nuestra fórmula ablande la grasa que se ha incrustado en el interior de la campana.

Hecho esto, solo tienes que pasar el paño humedecido con el producto por toda la área visible de la campana siguiendo siempre y en todo momento una misma dirección. Si el exterior de tu campana está muy sucio y grasoso puedes añadir una migaja de bicarbonato de sodio a nuestro limpiador casero para reforzarlo y que suprima la grasa más de manera fácil. Puedes usar también un estropajo despacio o un cepillo si hay manchas bien difíciles, pero impide los estropajos de aluminio o acabarás estropeando los filtros. Espera los minutos que se indique en la etiqueta para que surta efecto y se reblandezca toda la suciedad.

Con Bicarbonato De Sodio

Espera a que se enfríe y límpiala entonces. Así los restos de grasa y suciedad van a ser considerablemente más fáciles de remover que si lo haces unos días después. Recuerda no utilizar productos enormemente abrasivos, puesto que podrían terminar con su brillo y color. Si no esta muy sucia, solo bastará limpiarla con agua y jabón de lavaplatos. Un producto comercial muy bueno para remover la grasa de las campanas viene de la mano de KH7, un quitagrasa que puedes conseguir en cualquier autoservicio o droguería. Para esta tarea utiliza guantes de látex.

limpiar campana extractora por fuera

Solo tienes que pulverizar el producto por las paredes internas de la campana, dejar que repose de 10 a 15 minutos y aclarar. Si notas que caen gotas amarillas, ¡vamos por buen sendero! Retira la olla y con la ayuda de un harapo empieza a remover toda la grasa de su interior. En el momento en que hayas retirado la mugre enjuaga y aclara la campana con otro harapo, bayeta o papel de cocina.

Mientras la parrilla está en remojo, rocíe un desengrasante por toda la área interior de la campana y déjelo accionar a lo largo de unos minutos. Verás como la suciedad se desprende de las paredes del capó en escaso tiempo. Si las incrustaciones son más resistentes, basta con reiterar la operación. Por último, utilice un paño despacio humectado en agua no muy caliente para aclarar bien toda la superficie. Es esencial rememorar que todas y cada una de las paredes y recubrimientos de acero tienen que limpiarse y secarse con un paño despacio, siguiendo la dirección del satinado.

Bicarbonato

Este material pertence a los favoritos para la fabricación de utensilios de cocina como sartenes, ollas y asimismo las campanas de extracción. El acero inoxidable es muy resistente al calor, a las máculas y a la corrosión, especificaciones que lo hacen indispensable para el día a día de una cocina. Conviértete en con un cepillo pequeño y frota a conciencia hasta retirar la mayor proporción de grasa viable. El agua caliente es el mejor amigo para limpiar la grasa de los electrométricos. Déjalos secar a la intemperie o sécalos con papel de cocina antes de volver a ponerlos.