Granada En Un Saco De Patatas

En principio, todo apunta a que la granada, cubierta de óxido y de tierra,procede de lo que hoy es uncampo de cultivoy que los colectores la recogieron, junto con las patatas, sin que ni ellos ni los siguientes obreros y también intermediaros de la cadena comercial por cuyas manos pasó esa cosecha se percatasen de la verdadera naturaleza de ese \’tubérculo\’. Aparentemente, la mujer aun llegó acompartir fotografías en un grupo de Whatsapp convecinosde la citada barriada. Según explica Levante-EMV, la mujer, que en ese instante no había planeado aún en elpeligro potencialque pudiera encerrar,llegó a cogerlopara ver de qué se trataba. Fue entonces en el momento en que se percató de que tenía que ver con unobjeto metálicoymuy pesadopara su tamaño, con lo que ha empezado a sospechar que podría tratarse de unexplosivo. Parece ser, la mujer incluso llegó acompartir fotografías en un grupo de Whatsappconvecinosde la citadabarriada.

Posteriormente reveló que su sorpresa fue mayúscula, cuando se fijó aún mucho más, y comprobó que podía tratarse de una granada , que dejó en el instante en un patio anexo a su local. Según comunica la Policía Nacional una llamada telefónica al 091, recibida el día pasado 18 y procedente de un lugar de hostelería sito en la calle San Melchor de Oviedo, advertía de que un solicitado había encontrado un objeto sospechoso. Por último el artilugio fue desactivado a las 16 horas de la tarde una vez que los Tedax confirmaran que tenía que ver con un explosivo de fabricación francesa empleado durante la guerra civil. La mujer incluso compartió con ciertos vecinos la imagen por un grupo de correo, según comunica levante-emv.

De Esta Forma Ha Vivido La Fonteta La Decisión De Las Aspirantes A Falleras Mayores De Valencia 2023

Sin pensárselo un par de veces, la mujer, ajena al peligro que podía correr, la ha cogido para ver de qué se trataba. Tras visualizarla se percató de que se trataba de un elemento metálico y muy pesado para su tamaño, con lo que ha empezado a sospechar que podría tratarse de un explosivo. Una vecina de Burjassot encontró en un saco de patatas una granada de fabricación francesa de la Guerra Civil de españa. Fue entonces en el momento en que verificó que ese objeto pesado y metálico no era una patata sino un explosivo.

La Policía Local de Burjassot fué la primera en llegar al residencia de la mujer, y ha podido confirmar que tenía que ver con un elemento metálico, lleno de tierra y con aspecto de granada de mano lisa vieja. Con lo que, seguidamente, han advertido de los hechos a la Policía Nacional, que ha pedido la presencia instantánea de los artificieros del Tedax. Una vecina de la barriada de las 613 Casas de Burjassot se ha llevado el día de hoy el susto de su vida al conseguir una granada de mano, probablemente de la Guerra Civil de españa, entre las patatas que terminaba de comprar en una verdulería próxima a su residencia. Fué pasadas las 13.30 horas de el día de hoy, en el momento en que la mujer llegó a su casa y ha comenzado a poner las patatas en la bandeja superior de un verdulero de su cocina. En ese instante, ha reparado en que entre los tubérculos había algo que, si bien a primera vista podía parecer uno en estado de putrefacción, no era una hortaliza.

Traductor Valenciano

A partir de ahí, una vez solventado el percance, los vecinos pudieron regresar, sanos y salvos, a sus domicilios. Entre los mayores peligros de estos artefactos viejos es que muchos de ellos conservan la carga explosiva y gracias a la intemperie que en algunas situaciones soportan se transforman en inestables y la más mínima manipulación puede desatar su explosión. La mujer compró las patatas en una tienda del vecindario y cuando las estaba colocando en el verdulero de su casa advirtió que había una con un color sospechoso de estar en mal estado.

Una vecina de la barriada de las 613 Viviendas de Burjassot se ha llevado el día de hoy el susto de su vida al conseguir una granada de mano, posiblemente de laGuerra Civil de españa, entre laspatatasque acababa de obtener en una verdulería próxima a su residencia. En ese momento, ha reparado en que entre los tubérculos había algo que, si bien a primera vista podía parecer uno de ellos en estado de putrefacción,no era una hortaliza. Fueron pasadas las 16.00 horas cuando llegaron los expertos del Tedax que, tras investigar el objeto, han dictaminado que se trata de una granada de fabricación francesa usada a lo largo de la Guerra Civil española.

Halla Una Granada De Mano En El Saco Patatas Que Acababa De Comprar

Asimismo, lasubicadas inmediatamenteencima y debajo, así como las que distribuyen rellano, para reducir daños en caso de que la granada acabara reventando. Mientras esperaban la llegada de los especialistas, los agentes decidierondesalojar preventivamentetanto laviviendadonde estaba el aparato, que carece de espoleta pero que mantenía la carga, como las situadas inmediatamenteencima y debajo, tal como las que compartenrellano, para minimizar daños caso de que la granada acabara reventando. Mientras aguardaban la llegada de los especialistas, los agentes decidieron desocupar preventivamente la vivienda donde estaba el artefacto que, si bien carecía de espoleta, sostenía la carga. También, las situadas rápidamente encima y debajo, tal como las que distribuyen rellano, para reducir daños en el caso de que la granada acabase estallando. Mientras esperaban la llegada de los especialistas, los agentes han decididodesalojar preventivamentetanto laviviendadonde estaba el aparato, que no tiene espoleta pero que mantenía la carga, como las ubicadas inmediatamenteencima y debajo, tal como las que comparten rellano, para reducir daños en el caso de que la granada acabase reventando. En principio, todo apunta a que la granada, cubierta de óxido y de tierra,proviene de lo que hoy es uncampo de cultivoy que los colectores la recogieron, adjuntado con las patatas, sin que ni ellos ni los siguientes operarios y también intermediaros de la cadena comercial por cuyas manos pasó esa cosecha se percatasen de la auténtica naturaleza de ese ‘tubérculo’.

En relación empezó a sospechar de quepodría tratarse de una granada, la mujeralertó al 112, lo que puso en marcha el protocolo frecuente ante hallazgos de artefactos potencialmente explosivos. Los primeros en llegar fueron agentes de la Policía Local de Burjassot, que han confirmado que tenía que ver con un elemento metálico, lleno de tierra y con aspecto de granada de mano lisa antigua, por lo que han advertido de los hechos a la Policía Nacional, que ha solicitado la presencia inmediata de losartificieros del Tedax. Los primeros en llegar han sido agentes de la Policía Local de Burjassot, que han afirmado que se trataba de un elemento metálico, lleno de tierra y con aspecto de granada de mano lisa antigua, por lo que han advertido de los hechos a laPolicía Nacional, que ha solicitado la presencia inmediata de losartificieros del Tedax. En relación comenzó a sospechar de que podría tratarse de una granada, la mujer alertó al 112, lo que puso en marcha el protocolo habitual ante descubrimientos de artefactos probablemente explosivos. Los primeros en llegar fueron agentes de la Policía Local de Burjassot, que han afirmado que se trataba de un objeto metálico, lleno de tierra y con aspecto de granada de mano lisa antigua, con lo que han advertido de los hechos a la Policía Nacional, que ha pedido la presencia instantánea de los artificieros del Tedax.

Una vecina de Burjassot se ha encontrado una granada de mano entre las patatas que acababa de obtener en una tienda cercana a su hogar. Según ha adelantado el digital La Provincia, pasadas las 13.30 horas de este jueves, la mujer vio este aparato, sin comprender de qué se trataba, en el momento en que comenzó a colocar las patatas en la bandeja superior de un verdulero de su cocina. Ha sido en ese momento cuando ha reparado en que entre los tubérculos había algo que no era una hortaliza, aunque a simple vista podría parecerlo en estado de putrefacción. ¿Piensa usted que compra un kilo de patatas y en medio de los tubérculos descubre una granada de mano? Ya que eso es lo que le sucedió a una vecina de la localidad valenciana de Burjassot, Cuando estaba poniendo las patatas en su sitio, reparó en que entre los tubérculos había algo que, aunque a primer aspecto podía parecer uno en estado de putrefacción,no era una hortaliza.

Compra Un Saco De Patatas En Valencia Y Encuentra Dentro Una Granada De Mano De La Guerra Civil

La “patata explosiva”, según comunica la Policía Nacional, procede de un saco de patatas originario de una compañía situada en el Sur de Francia, con lo que posiblemente la máquina encargada de la recogida, en el momento de hacer la labor de eliminar la tierra, la seleccionara, dado que el peso es bastante afín a este tubérculo. Expertos policiales en desactivación de explosivos recogieron el pasado miércoles en Oviedo una granada recubierta de arena, que confundida con una patata, llegó a la ciudad más importante asturiana en un saco procedente del sur de Francia. Desde el Tedax se ha informado de que se trataría de una granda de fabricación francesa empleada en la Guerra Civil de españa y que la van a detonar con seguridad. Sorpresa y susto por igual para una vecina de Burjassot que halló en el saco de patatas que acaba de obtener una granada de la Guerra Civil de españa. Agentes de la comisaría de Burjassot tienen previsto acudir a la verdulería donde fue vendido el saco para comprender la trazabilidad de la partida de patatas, aunque no probablemente haya mucho más artefactos en el resto de la cosecha.

Al advertir el peligro que ese aparato podía acarrear llamó al 112 que puso en marcha el protocolo frecuente para estas situaciones. Una vez constatado que se trataba de una granada de mano, los agentes de laPolicía Local de Burjassot continuaron al desalojo de los vecinos por seguridad. También requirieron la existencia de la unidad de artificieros del Tedax de la Policía Nacional, que examinaron el aparato, comprobando que hablamos de una granada de mano de la Guerra Civil española, y se la llevaron para hacerla explosionar de forma segura. Según las investigaciones sobre la procedencia del aparato, aparentemente su origen es francés. Las patatas se adquirieron enCorbera y el saco llegó hasta la verdulería para terminar en las manos de esta vecina de Burjassot que no supo lo que llevaba encima hasta que lo abrió ahora en su hogar.