Época De Poda De Árboles Frutales

La inclinación natural a que medren demasiados brotes y ramas enormes termina provocando sombreado en la copa interior y en las ramas inferiores. Los árboles con una copa abierta y bien alumbrada dan frutos más enormes en comparación con los que crecen con apariencia de matorral. Al ser árboles, tienen la posibilidad de medrar a enorme altura, lo que hace difícil la recolección. Las ramas que crecen alén de la altura o longitud deseada pueden acortarse o eliminarse a través de la poda.

época de poda de árboles frutales

Pues al final esa una parte de la rama se irá secando, y al intentar el árbol recobrarla, perderá fuerza. El corte ideal es algo que queda algo inclinado, pero no demasiado, pues si lo haces de esta forma lo único que conseguirás es que la madera quede avejentada y no se expanda nada. Además, has de dejar una separación mínima del último brotecito, no demasiado, pero sí lo bastante. Piensa en de qué manera medrará ese brote u hoja y así sabrás el espacio que tienes que dejar.

¿Todos Y Cada Uno De Los Frutales Se Podan En Exactamente El Mismo Mes?

Existen algunos que son tempraneros y en el mes de mayo-junio ahora tienen los frutos; al paso que otros hasta septiembre u octubre no los dan. Por eso, es importante comprender qué frutal es y qué especie para saber cuáles son sus mejores temporadas para podar frutales. La búsqueda del equilibrio entre el vigor y la eficacia de forma que se obtenga una producción perfecta.

Y, además de esto, en los cortes que sean de ramas de más de 5cm de diámetro, es conveniente que selles las heridas con fungicidas o artículos cicatrizantes por el hecho de que tardarán más tiempo en cerrarse y pueden ser un foco de infección. A pesar de que la temporada de poda empieza cuando caen las últimas hojas de los árboles, y hasta finales del invierno, dependiendo del tipo de árbol se debe seleccionar una época u otra. Esto, en la situacion de los árboles frutales, es muy importante pues va a ayudar al árbol a ganar mucho más fuerza de cara al desarrollo de unos frutos más grandes y sabrosos. Para lograrlo, vamos a deber tomar en consideración antes de la poda cuántas yemas de flor y madera tenemos y, por consiguiente, actuaremos consecuentemente intentando encontrar el equilibrio.

De Qué Manera Podar Los Árboles Frutales Para Mantenerlos Pequeños

La poda se puede postergar hasta una semana después de la floración con un daño mínimo para el frutal. Debemos fomentar una composición abierta de ramas que desarrollen a lo ancho y eliminar todas las ramas verticales o chupones, cuya única función es la de eliminar vigor al árbol y, por ende, a los frutos. Para los frutales, esta poda está indicada en el momento en que la producción empieza a decrecer, y lo que se busca es reactivar el árbol y su producción. Hace unos cuantos años, yo realicé esta clase de poda con mi Laurel, que estaba muy atacado por la Psila del Laurel, y deseé regenerar el árbol absolutamente y tratar de controlar la patología.

época de poda de árboles frutales

Acorde vayas viendo su evolución, irás tomando más conciencia de qué necesitas recortar y qué no. La poda a fines de otoño y principios de invierno es la menos adecuada puesto que las lesiones quedarán expuestas hasta finales de invierno, que es en el momento en que comenzarán a cicatrizar, lo que puede provocar asaltos de hongos y lesiones por heladas. Las pequeñas ramas coronadas con yemas de flor que medran sobre las ramas más viejas.

Sin un requerimiento, el cumplimiento voluntario por la parte de tu Proveedor de servicios de Internet, o los registros adicionales de un tercero, la información guardada o recuperada sólo para este propósito no se puede emplear para identificarte. Efectuamos esta clase de poda desde que plantamos el árbol frutal y tiene como propósito la supresión de ramas secas, enfermas o trozos dañados del árbol. El más destacable momento para podar los frutales es después del período de reposo o dormancia, en el final del invierno, antes de la brotación primaveral en el momento en que la savia ascendente ahora está hinchando las yemas. La posición de una improductiva rama vertical puede cambiarse guiándola a una situación más horizontal, lo que reducirá su ritmo de crecimiento y promoverá la formación de yemas de flor y frutos. El objetivo reside en obtener frutos de calidad, con lo que se trata de una poda que se requiere para eludir que haya muchos frutos pequeños de poca calidad pero, si tengamos la posibilidad exageradamente, la producción de fruta puede ser nula.

época de poda de árboles frutales

La poda se hace de año en año y hay que eliminar la madera improductiva, manteniéndolo en un tamaño conveniente, de forma que incrementemos la cantidad de luz que reciben el resto de ramas. Con la poda de forma anual, sostenemos la madera productiva y fructífera y conseguimos que el árbol se desarrolle sano y vigoroso. Cuando el árbol comienza a fructificar, su crecimiento va a ser más lento y también las pretensiones de poda. En el momento en que se realiza una poda, nuestro árbol se amolda al cambio y su contestación es dependiente del lugar del corte. Para saber de qué forma realizar la poda de un árbol frutal hay que tener en cuenta el tipo de poda que se realiza, ya que de esto dependerá la cantidad que se clarea y por qué razón punto de las ramas cortar.

Tras el período de reposo o dormancia, al terminar el invierno y inmediatamente antes del período de brote primaveral, es el momento preciso para realizar la poda. Además de esto, si la realizamos en este momento, las herida que se hayan producido por la poda, cicatrizarán mejor y más veloz. Aun, tenemos la posibilidad de retrasar la poda hasta una semana tras la floración del árbol, con mínimos daños para la planta. Si deseas mucho más información sobre estos árboles, la hallarás en nuestro producto con todo lo que necesitas entender sobre los frutales de hueso. Es importante que desinfectes las herramientas que vayas a utilizar antes y después de cada uno, a fin de que no se transmitan enfermedades entre los árboles.

Cuándo Se Hace La Poda De Los Árboles Frutales

Las yemas de las ramas gozan de una clara distinción, como exhibe el gráfico. Asimismo la poda de árboles frutales hay que hacer desde el instante de la plantación. Debemos fomentar desde el principio un crecimiento preciso, por este motivo, debemos poner nuestros árboles frutales en manos expertos. La meta prioritario de la poda de árboles frutales es facilitar y apresurar su fructificación, modificando la corriente de savia tal como la predisposición de sus ramas. Si decidimos no podar los árboles frutales, o por alguna razón es imposible efectuar la poda este año, vamos a tener fruta, probablemente mucha fruta, pero de un tamaño y una calidad inferior que si hubiéramos podado. La poda de fructificación, tiene como objetivo que el árbol frutal genere frutos sanos y de un tamaño adecuado.