Distancia Para Plantar Castaños En Galicia

Don., aplicable a formaciones mixtas con P. pinaster y frondosas autóctonas. En la situacion de plantaciones no será por norma general necesario utilizar clareos si la densidad de plantación fue inferior a 1.200 pies/ha. Abonado de implantación necesario , bajo en nitrógeno, granulado soluble o de liberación gradual; app con arreglo al género de abono empleado y siempre y en todo momento de conformidad con legislación.

distancia para plantar castaños en galicia

Tomar en consideración el efecto de la luz y por lo tanto del comienzo y ciclo de podas. De manera general no necesitan clareos y visibles, salvo cortas de policía . Podas de formación y/o poda (hasta un mínimo de 2 m) a fin de achicar el peligro de incendios y beneficiar el acceso a la masa. Intervenciones de restauración en sotos abandonados, firmes en corta de arbolado de otras especies, desbroce, eliminación de brotes de castaño bravo, poda de ramas avejentadas, equilibrado de copas, selección de brotes y replantaciones. Renovación progresiva del alcornocal siempre y en todo momento mediante cortas parciales, bien de entresaca o de aclareo sucesivo.

Últimos Artículos

Masas (eminentemente género Quercus spp.) afianzadas de frondosas autóctonas y otras formaciones de frondosas. Masas (principalmente género Quercus spp) afianzadas de frondosas autóctonas y otras formaciones de frondosas. Modelo pensado para la administración de montes desarbolados a través de un aprovechamiento primordial por ganado vacuno, equino, ovino o caprino.

Las podas siguientes tienen el objetivo de dejar tres ramas principales formando entre sí un ángulo de unos 120º, un tipo de estructura que minimiza la rotura de ramas. En los años siguientes, el mantenimiento va a consistir en la poda anual de las ramas chuponas, intentando encontrar ofrecerle una forma esférica a la copa. Al llegar el árbol a adulto, se realizan limpias cada 4 años, cortando ramas deformes, secas o muy próximas, dejando preferiblemente las ramas con crecimiento horizontal. Las que ya están en el bosque de ribera, reduciendo las densidades mediante cortas de especies a remover en aplicación de la normativa de distancias. Se cortarán de forma selectiva arbolado de especies de ribera a fin de rejuvenecer las formaciones o remover pies muertos o con síntomas de decaimiento, en la situacion de alisos, cuando sean abundantes y puedan caer sobre el curso y sospechar obstáculos. Se realizarán podas de formación en años consecutivos sobre el arbolado de porvenir.

Suelo urbano, suelo clasificado como de núcleo rural y suelo urbanizable, 15 metros con frondosas del anexo 1 y el doble para el resto de las especies forestales. Para el estrato arbóreo, la distancia entre pies en estado de fustal será, por lo menos, de 7 m. Las podas garantizarán la discontinuidad vertical, tal es así que el 35 % de la altura del árbol este libre de ramas, lo que supondrá subir la altura de poda de acuerdo los árboles crezcan en altura. En aplicación de la normativa de distancias, se intervendrá en fajas de 15 m a ambos lados del curso cortando los ejemplares de eucalipto y pino, con posible aprovechamiento comercial.

Reposición de yerras y desbroce total en el primero año. Poda de olivación para remover ramas secas y ramillos improductivos en el interior de la copa, facilitando ingreso para recogida. Reposición de marras y desbroce total en el primer año. Compatibilizar el uso público con la adecuada protección y administración del sistema forestal.

Linde Con El Vecino

Tras el subciclo de producción se irán sustituyendo los pies que dejen de producir corcho de calidad. Se seguirán las prescripciones de descorche recogidas en la legislación vigente. Descorches consecutivos (de reproducción) hasta alturas de 2,5 veces la circunferencia, sin sobrepasar nunca 3 m de altura de pela. Alcornocales (Quercus suber L.) como clase principal, presencia posible de otras especies, en particular rebollo y roble.

Un desbroce mecanizado o manual a lo largo de l edad de repoblado y otro en la clase de edad de monte bravo. En el de ser manual los restos deberán amontonarse en cordones o retirarse del monte. Desbroces cada un año a lo largo de los 5 primeros años, por trituración o gradeo superficial, más tarde cada dos años. Compatibilización con ganado reduciría pretensiones de desbroce. Viable conformar mediante poda solo los pies de sobra calidad (400 pies/ha de buena conformación). Absolutamente precisa en plantaciones de baja densidad (5 × 5 m a 4 × 4 m).

Se preservará la seguridad de los márgenes y se promoverá el avance natural de la ripisilva. En el área de servidumbre, que corresponde a un ancho de 5 m, no se realizarán plantaciones (salvo en intervenciones de restauración hidrológica), se intervendrá de forma solo puntual, sin circulación de maquinaria. La corta selectiva de árboles se realizaría para renovar el arbolado.

En plantaciones, reposición de marras y desbroce total en el primer año. 3,5 m (entre líneas por lo menos) × 2,5 m hasta 3,5 m x 3 m, que son de 1.140 a 952 plantas/ha. El sistema en eje central, en cambio, se apoya en dejar un tallo primordial vertical fuerte, con ramas alrededor del eje en ángulos libres y bien distribuidas en todo el fuste. Es útil especialmente cuando se quiere combinar la producción de castaña con la forestal.

Las intervenciones asegurarán la persistencia de las formaciones de ribera, conservando la calidad de las aguas y compatibilizando con la gestión de parcelas que bordean los cursos de agua. No es necesario fijar un turno por no buscarse un sistema de gestión rotacional, sino de cubierta forestal continua. Se reservarán árboles a la corta, organizados tanto individualmente como en conjuntos. En estados de latizal y fustal, se evitará la reducción de variedad del sotobosque por app de desbroce, salvo desbroces de especies heliófilas en áreas de ecotono con matorrales.

La introducción de ganado permitirá achicar la intensidad del rebrote. Rebollares de cualquier calidad de estación, que proceden de regeneración natural por rebrote o por siembra. Rodales de regeneración natural de consistencia variable, composición de montes bravos, latizales o fustales por regeneración de semilla, fustales sobre cepas o árboles trasmochados. Corta a hecho con tratamiento de restos o retirada para aprovechamiento.

Corta a hecho, o a hecho en dos tiempos (con árboles padre, pies/ha escogidos antes entre los de mayor estabilidad, que se reservan a lo largo de 5-10 años). Una segunda poda alta hasta 5,5-6 m cuando los árboles alcanzan unos 12 m de altura y dn de 18 cm, tan solo los 300 mejores árboles. Intensidad de poda hasta un 1/2 de la altura total del árbol.

Las claras supondrán su retirada consecutiva, para dejar únicamente 200 pies/ha en las cortas de regeneración. De 3 a 6 visibles de intensidad baja o moderada, el número de claras se adecuará a la/s clase/s elegida/s, sosteniendo una consistencia que asegure el vigor de la masa principal de frondosas. Se aconseja respetar ciertos pies de otras especies de frondosas caducifolias autóctonas y llegar a una densidad anterior a las cortas de regeneración entre 300 y 500 pies/ha. Se recomienda respetar ciertos pies de frondosas caducifolias autóctonas.