Como Cuidar Un Girasol En Maceta

Sus grandes flores que se mueven a lo largo del día intentando encontrar la luz del sol quedarán perfectas en cualquier rincón de tu hogar. Además, son bastante resistentes y fáciles de cuidar por lo que siguiendo estos fáciles consejos lograrás tener una hermosa planta de girasoles en casa. Vamos a contarte cómo tienes que plantarla y los cuidados que precisa para medrar fuerte y sana.

como cuidar un girasol en maceta

Tras introducir las semillas en los agujeros, una buena dosis de sol, agua y nutrientes permitirá que el incipiente girasol asome después de diez o quince días. Por tal razón, es indiscutible la necesidad que tiene esta planta de recibir los rayos del astro rey. Además de esto, la polilla del girasol pone sus huevos en la planta y las larvas se nutren de las cabezas de las flores, realizando túneles y dejando agujeros en las semillas que resultan inútiles.

¿qué Géneros De Girasoles Existen?

Los girasoles tienen un ciclo de vida y una tasa de desarrollo muy veloces. Desde que plantamos las semillas, no acostumbra tardar más de diez días en germinar, y si no lo han hecho en ese tiempo, probablemente no lo hagan. Entonces, en solo 3 meses, las plantas alcanzarán su estado de madurez y tamaño final y se van a poder cosechar en verano para plantarlas en la primavera siguiente. Si el girasol en maceta sigue en el interior, no hay inconveniente, puesto que la temperatura ámbito es idónea para esta planta a lo largo de todo el año. Si cultivas girasoles en macetas en el exterior y vives en una zona de tiempo frío, la cosa cambia.

Además de esto, debemos evitar que el ramo esté cerca de cualquier aparato que emita calor, aire frío, vapor o afines. Los girasoles son plantas de temporada y su vida es relativamente corta. Una vez que se desarrollen y den las pipas acostumbran a marchitarse por lo que es el instante de regresar a cultivar una de sus semillas y cultivar una nueva planta de girasol en el hogar. Aunque el girasol es una planta que necesita constante humedad, es muy sensible al exceso de agua en el sustrato. Es mejor regar más veces y poco que ofrecerle riegos muy espaciados y rebosantes.

Tiempo Para Girasoles

Por otro lado, asimismo es muy importante que la tierra o el sustrato ofrezcan un buen drenaje, para lo que asistirán las mezclas con arena, grava o guijarros, entre otros. Una vez tengas claro dónde ubicar los girasoles en tu casa, te aconsejamos leer este otro post de EcologíaVerde sobre De qué forma cultivar y plantar girasoles. Entre los puntos más necesarios en el precaución de los girasoles es, como el nombre de la planta indica, el sol.

Y vas a deber saber que son estacionales y que no van a durar para toda la vida, con lo que será habitual que se marchiten. Esta planta necesita muchos nutrientes para medrar y es conveniente abonarla con frecuencia, unas tres veces al mes sería ideal. Lo destacado es utilizar fertilizantes ecológicos como el hummus de lombriz. Por otro lado, también es muy importante que la tierra o sustrato tenga un muy buen drenaje, donde una mezcla con arena, grava o guijarros, etcétera. ayudará. Después, en solo 3 meses la planta habrá alcanzado su estado de madurez y su tamaño final y va a poder ser cosechada en verano a fin de que sus semillas sean plantadas en la primavera siguiente.

Cómo Cultivar Girasoles En Maceta

Las temperaturas perfectas para el cultivo de girasoles están entre 20 y 25 Cº, pero son tolerantes al calor intenso siempre que se satisfagan sus necesidades de humedad. También pueden soportar entornos algo fríos, pero estos tienen que ser soleados. Es fundamental que tengan un suelo con un buen drenaje y buena circulación de aire para evitar que se pudran las raíces. Puedes plantar un girasol en un tiesto desde una semilla.

Para esto debes tener una maceta grande y llena de tierra. Cava un orificio en el centro, pone la semilla y colocale más tierra por arriba. Es importante que desde el inicio escojas un tiesto bien grande ya que esta planta no debe trasplantarse. La germinación de los girasoles necesita de un óptimo riego, y esta actividad se efectúa con un pulverizador o regadera.

Más tarde sacaremos las pipas y ya las tendremos listas para comer. Para preservarlas mejor año tras años aconsejables guardarlas en un bote de cristal. Si quieres ver todo este desarrollo en vídeo abajo te lo estoy dejando aparte de ciertos cuidados y cuidado más.

Lo idóneo es regarlos con agua fresquita cada día o cada dos días. Eso sí, resulta conveniente eludir siempre que haya pétalos u hojas en el agua, pues esto puede ocasionar que se pudra el tallo o se deteriore la flor. Si tu girasol parece estar encorvado, las hojas están secas y los tallos no semejan tener bastante fuerza, puede ser por el hecho de que necesita riego más frecuente.