Cada Cuánto Regar Las Plantas De Exterior

Pero tampoco debemos excedernos, pues asimismo podrían terminar pudriéndose. Ten presente que es más difícil recobrar una planbta que sufrió un exceso de agua que una falta. Si está seca, habrá que regarla en abudancia hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje del contenedor. Después, vamos a dejar que escurra y eliminaremos el agua que haya quedado en el plato. Normalmente, esta clase de plantas se riegan 3 o 4 ocasiones a la semana en verano y una vez por semana en invierno.

La continuidad, la cantidad y la forma de riego cambia según las pretensiones de cada planta. ¿Cuántos hemos acabado con nuestras plantas por mojarlas demasiado? Para dominar al fin y al cabo esta labor, charlamos con Mónica Marco, autora del muy completo blog Guía de Jardín. Ella nos ofrece las claves de este pequeño manual de experto para convertirnos en progenitores de una sana y perdurable familia vegetal. Desafortunadamente, no hay unas pautas universales sobre el riego, ya que su continuidad dependerá del tipo de planta, de su localización y del tiempo de tu rincón de vivienda.

Las plantas de exterior generalmente, son simples de proteger y sostener. Solo con informarte bien sobre cada necesidad y dedicarles un poquito de tu tiempo y cariño seguramente sobrevivirán a ti. En este post les contamos todo sobre los cuidados para tus plantas de interior, con consejos básicos para que su precaución sea todo un éxito y no sufran bastante a las inclemencias del tiempo. En verano, con regar las plantas dos o tres ocasiones por semana es más que suficiente. Aunque no lo creas, es preferible realizar riegos menos frecuentes y no en demasía, pero que cuando lo hagamos lo hagamos en cantidad.

Un riego moderado significa mojar el sustrato sin llegar a empaparlo completamente. Las plantas que exigen un riego de este tipo son algunas sustanciosas y las plantas que guardan nutrientes y reservan agua en sus raíces (bulbos, rizomas, tubérculos, raíces tuberosas). En este caso, lo normal es regarlas 2 o 3 veces por semana en verano y una vez cada diez días en invierno. Otro fallo común es intentar regar las plantas en vacaciones a partir de encharcarlas antes de irse. Eso solo debilitará a la planta mientras el exceso de humedad le dure, para dejarla después sensible a la sequía una vez el agua se evapore. Lo mejor que puede hacerse en estos casos es emplear sistemas de riego casero por goteo, como los que tienen la posibilidad de hacerse con un fácil recipiente de agua y múltiples cordones.

Un riego abundante significa que la tierra debe estar húmeda en todo instante, sin que la superficie llegue a secarse del todo. Para comprender cuándo hay que regar, basta con tocar la tierra por arriba. Marco nos informa de que las flores se pueden estropear con el agua, conque, si regamos una planta que las tiene, lo mejor es dejar caer el agua de manera directa sobre el sustrato. “Si no hay flores, puedes regar desde arriba y mojar la parte aérea de la planta”, aclara.

¿qué Cantidad De Agua Necesitan Las Plantas En Verano?

Hay cultivadores expertos con tan solo levantar la maceta ya saben si tiene poca o mucha agua, gracias a que perciben si está muy ligera o muy pesada. Ya que esto influirá en la absorción de líquido a través de sus raíces y en su requerimiento hídrico. Te vas a poder hablar si las plantas están muy juntas si crecen encima de ellas mismas o si las ramas primordiales de las plantas se enredan entre sí. Con la lectura frecuente sobre temas de cultivo te vas a dar cuenta de esto que comentamos en este artículo.

Transcurrido el tiempo, el abono se mezcla con la tierra, ayudando a que tus plantas crezcan más enormes, sanas y fuertes. Si bien es esencial tener en consideración que las plantas de exterior consiguen mucho más nutrientes del ámbito que las rodea que las plantas de interior, con lo que quizás debas fertilizar con menos continuidad. En el momento de abonar, mezcla el fertilizante a bastantes centímetros del suelo. Esto va a ayudar a evitar que los nutrientes queden en el aire y se puedan ir con las lluvias. La mayor parte de la nutrición contenida en los fertilizantes químicos se desperdicia ya que se libera más rápido. En cambio, los fertilizantes orgánicos proporcionan mas micronutrientes y son beneficiosos para el medioambiente.

Cuándo Regar Las Plantas En Verano

Si están en una zona fresca y sombría no precisarán tanta agua. Por último, intenta regar siempre y en todo momento con agua del tiempo y procura hacerlo eludiendo remojar las flores y la incidencia directa del sol. El agua es fundamental para las plantas en tanto que gracias a ella pueden absorber los nutrientes de la tierra. Normalmente, el mayor problema a la hora de regar las plantas de interior son los encharcamientos producidos por un exceso de agua que tienen la posibilidad de matar a la planta.

cada cuánto regar las plantas de exterior

Sin un riego conveniente, ninguna planta puede desarrollarse bien y, si bien cada una tiene pretensiones de riego que pueden ser muy dispares, es esencial tener en cuenta ciertos puntos en común a la mayoría de especies de plantas. Si quieres saber cuánta agua echar, la cantidad será aquella que deje todo el sustrato húmedo. Lograras saberlo si recoges la maceta antes de regarla, y después de haberlo hecho, que va a ser cuando notes que pesa más. No solo te servirá para regar, sino más bien asimismo como abono, pues tiene dentro los nutrientes que esas verduras han perdido al hervirse. Eso sí, deja que se enfríe primero antes de dársela a tus plantas, ya que de lo contrario las raíces se quemarían. Pero no en todos los casos es simple de hallar, conque se puede decantarse por agua embotellada capaz para consumo humano, o la del grifo si es dulce y si no tiene cal ni cloro.

Asimismo marcha al contrario, pueden medrar hacia zonas mucho más húmedas si no tienen recursos hídricos suficientes donde se encuentran. Al tener una planta en una maceta reducimos su espacio y oxígeno, con lo que puede ser un factor difícil de controlar, y mucho más aún en el momento en que no se conoce la cantidad de agua requerida al regarlas. Como bien sabemos, el verano es la estación del año mucho más calurosa, es por esto que durante este periodo de tiempo es primordial tener muy hidratadas nuestras plantas, de lo contrario, el sol las secará hasta la raíz y será un trabajo dolorosamente perdido.

Si las plantas están en contenedores o tiestos debemos proseguir ciertas directivas, mientras que si están plantadas en suelo vamos a tener un tanto más de margen, aunque tendremos que proseguir los mismos principios. En empleo, considerando que ¼ del volumen de la maceta es la medida frecuente que se requiere para el riego de las plantas. No lo aconsejamos, a menos que el agua sea blanda y no haya rastro de algún producto que hayas usado para lavar la ropa.

Si los bordes de las hojas amarillean o ves los pétalos de sus flores secarse prematuramente, probablemente la planta necesite de un mayor aporte de agua o, que necesite mucho más sombra. Proporcionalmente a menor temperatura el secado de la tierra suele ser menor y a mayor humedad, menos predispuesto estará el sustrato a secarse, o aun puede mojarse, esto resulta en un nulo o más retardado secado del sustrato. Hay que tener en consideración además de esto los componentes ambientales, tanto temperatura como humedad, contribuyen también al ciclo de los riegos. A mayor calor, mayor evaporación, resultando un agotamiento de la humedad mucho más veloz. Al estar las racies introducidas dentro de un envase con una proporción de tierra y oxígeno limitadas, se tienen que tomar precacuciones. El mayor precursosr de inconvenientes que se acostumbra presentar está derivado de un riego elevado, la planta de Canabis es una especie vegetal de secano.

Cómo Entender Cuándo Las Plantas Necesitan Agua

Por esta razón, procura regar siempre tus plantas echando el agua al costado del leño o tallo o, si son plantas enormes y frondosas, regándolas con un plato con agua bajo la maceta. Si riegas tus plantas durante el día, el calor puede lograr que el agua se evapore antes que la planta haya tenido tiempo de absorberla. Asimismo, en algunas especies, las gotas de agua tienen la posibilidad de actuar como lupa de los rayos solares y quemar las hojas de las plantas. Para eludir el encharcamiento y, por lo tanto, la podredumbre de la planta, es recomendable que aumentes la continuidad de riego, pero no la proporción de agua. Por último, puedes alzar la maceta antes de regar (si su tamaño te lo deja) para entender cuánto pesa.